Velmad

Junio 23, 2021, 01:42:46 pm
Bienvenido(a), %1$s. Por favor, ingresa o regístrate. ¿Perdiste tu email de activación?
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate. ¿Perdiste tu email de activación?

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

Velmad » Velmad » Velmad: Batallas en el mar » AARs (After Action Reports) » Batalla Mediterraneo: bitacora del Capitan Huracan Smith, HMS Defence.

Autor Tema: Batalla Mediterraneo: bitacora del Capitan Huracan Smith, HMS Defence.  (Leído 8396 veces)

Huracan Smith

  • Flota francesa
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 1.570
  • Karma: 21
    • Ver Perfil
Re: Batalla Mediterraneo: bitacora del Capitan Huracan Smith, HMS Defence.
« Respuesta #15 en: Enero 27, 2008, 11:02:11 pm »
El intercambio de disparos se acentua, mi Defence viene con bastante suerte, pero se que eso es un factor solo momentaneo, he llamado a Granger, el exelente medico de a bordo y le he dado instrucciones de que se prepare para llenar la enfermerìa: habra mucha gente herida. El tiene la misma opinion ya que ha estado en varias batallas y sabe como son estas cosas.
Toda la vanguardia esta con bajas y dan mucho que hacer a las naves de Francia, sin embargo me preocupa el Orient. Le he estado observando con el catalejo, y su costado es temible. Ese buque solo es casi como si fueran dos de los nuestros. Pude observar los destrozos de una de sus andanadas en el casco de uno de los nuestros....hace falta verdader valor para estar en esa nave, los admiro. Pero los chicos de la primera linea de batalla lo han echo bien. El Orion ha echo bastante daño al Orient, apesar de la diferencia de tamaño, y el Zealous tambien lo ha echo bien. Nuestra vanguardia esta compuesta por exelentes combatientes y capitanes de gran valor, me enorgullece estar con ellos.
Sin embargo los franceses estan comenzando a dar verdadera batalla. Los disparos del Spartiate, el Aquilón y el Generaux, han sido bastante dañinos. No en vano el almirante nos llama a la prudencia y a no desperdiciar el coraje de los nuestros. Puedo apreciar por mi catalejo que tiene verdaderas razones para ello. El sol de la mañana se vera ensombrecido por el humo que comienza a aumentar, formando nubecillas cada vez mas oscuras. Una andanada ha pasado por encima de nuestras cabezas, nuevamente tenemos suerte, los daños son minimos. Mis marineros están tranquilos y sienten gran confianza, pero tienen experiencia, saben que la suerte no durara para siempre. Esperan que yo este a la altura del momento para cuando ésta se nos acabe. Rezo porque sea así.
Nuestra flota esta mejor formada, pero es temprano todavia para arriesgar una opinion mas contundente. La batalla serà larga.
NOta: pude probar la capacidad de mi nave en el timon: es una nave muy maniobrable. Da gusto ver como se mueve.
« Última modificación: Enero 27, 2008, 11:05:01 pm por Huracan Smith »
".... demasiado facil tirar palos "

ID:116
"Si un dia para mi mal,
viene a buscarme la parca,
empujad al mar mi barca
con un levante otoñal,
y dejad que el temporal
desguace sus alas blancas... "



Huracan Smith

  • Flota francesa
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 1.570
  • Karma: 21
    • Ver Perfil
Re: Batalla Mediterraneo: bitacora del Capitan Huracan Smith, HMS Defence.
« Respuesta #16 en: Enero 29, 2008, 04:47:20 pm »
Nuestra vanguardia, como era lògico, ha recibido el mayor castigo, al cruzarse con el Orient, pero, a su vez los bravos Zealaus, Goliath, Orion y Audacious, (nuestra vanguardia), han dejado tambien su estela de destruccion a su paso. No en vano sucumbieron muchos de sus combatientes.
Durante todo el dia se han estado incrementando los intercambios de disparos. Ahora ambas flotas estan enfrentadas cuan largas son a media y larga distancia. Mi nave (como algunas otras) tuvo suerte de no recibir daños muy grandes, pero me acerco
al Orient y las naves que lo preceden (el Generaux, y el Spartiate). Dejé a cargo por unos momentos a mi primer oficial, hombre competente apesar de su juventud, y pase revista por el barco.
Todas las estaciones de batalla estaban en orden, vi a algunos de los artilleros con las manchas de pólvora en sus rostros: se los veía orgullsos.
Cuando pasé por la enfermería vi a nuestro grumete, el chico me preguntó si tendria la oportunidad de combatir en esta batalla....lo miré con severidad, y el muchacho se puso como un tomate por la temeridad de hacerme esa pregunta. Entonces aproveche la poportunidad para enseñarle algo: ¡Señor Marow!-le dije- un buen oficial, debe tener plena conciencia de los resutados de sus órdenes. Aquí, en la enfermería es donde usted podrá ver con sus propios ojos la consacuencia de una orden mal dada. Antes de ser un oficial competente debera conocer lo que sufren sus hombre bajo SU mando. Y luego, cuando haya conocido bien esta estacion de batalla ( la enfermeria tambien lo es) entonces, y solo entonces estara listo para las otras facetas del oficialato. No lo olvide.- El chico tragó saliva y dijo: si señor.
Luego el buen doctor me dijo que el muchacho se tomo el trabajo con mayor gusto que antes. Con el tiempo, el chico fue visto con mas apecio por la tripulacion, ya que tuvo un comportamiento ejemplar en la enfermería durante esta batalla.
« Última modificación: Enero 29, 2008, 07:24:43 pm por Huracan Smith »
".... demasiado facil tirar palos "

ID:116
"Si un dia para mi mal,
viene a buscarme la parca,
empujad al mar mi barca
con un levante otoñal,
y dejad que el temporal
desguace sus alas blancas... "



Huracan Smith

  • Flota francesa
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 1.570
  • Karma: 21
    • Ver Perfil
Re: Batalla Mediterraneo: bitacora del Capitan Huracan Smith, HMS Defence.
« Respuesta #17 en: Enero 29, 2008, 07:31:35 pm »
Mientras regresaba el puente de mando, una andanada del Spartiate, nos dio en la linea de artilleros de estribor,  aunque por desgracia perdimos una de las piezas de artilleria seguimos con suerte: ningun herido. Pero nuestro rujido se hizo escuchar casi en el acto: mis muchachos le contestaron al grito de ¡Open Fire! del primer oficial, pude ver con el catalejo muertos y heridos, y un par de boquetes mas en el maltrecho costado enemigo. Mi primer oficial hizo un exelente disparo, lo observare mas de cerca, el joven promete. Cuando estuve a su lado y reasumi el mando, le ofreci una taza de té con una copa de ron, que ambos tomamos mientras observabamos el panorama. Tuvimos una interesante charla.
Luego, por la noche, el buen doctor me comento que la tripulasion se divertia de vernos tomar el te de las cinco en el puente de mando mientras caian pedazos de madera de la arboladura a nuestro alrededor. Según los comentarios de la tripulacion este es un capitán que trae la suerte al barco. Nos reímos un buen rato con la ocurrencia, pero yo en mi fuero interno, no me siento tan a gusto ser considerado dador de suerte. La suerte es caprichosa como una quinceañera bonita. No es bueno confiar en esa clase de cosas.


".... demasiado facil tirar palos "

ID:116
"Si un dia para mi mal,
viene a buscarme la parca,
empujad al mar mi barca
con un levante otoñal,
y dejad que el temporal
desguace sus alas blancas... "



LOMAX

  • Flota inglesa
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 3.265
  • Karma: 56
  • id. 11 Escuadra: Jalvajo y la Espingarda
    • Ver Perfil
Re: Batalla Mediterraneo: bitacora del Capitan Huracan Smith, HMS Defence.
« Respuesta #18 en: Enero 29, 2008, 11:28:13 pm »
muy bueno, que sigue... ;)
id. 11

Huracan Smith

  • Flota francesa
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 1.570
  • Karma: 21
    • Ver Perfil
Re: Batalla Mediterraneo: bitacora del Capitan Huracan Smith, HMS Defence.
« Respuesta #19 en: Enero 30, 2008, 01:28:23 am »
Nuevamente al mando de mi nave, ordene otra vez fuego a estribor, Y nuevamente mis artilleros hicieron fuego: pude ver como el costado enemigo volaba echo pedazos en la popa enemiga, mi primero oficial me miro con una expresion de admiracion en los ojos, pero no duro mucho la alegria de tremenda andanada, porque los cañones enemigos tambien rugieron. Desde el Generaux, salió humo de su costado y el caos lo vivimos nosotros. Mientras mis artilleros apuntaron a popa, tratando de dar al timon enemigo, el Generaux nos tiro a discresion, causando daños en todo nuestro costado. Esta vez no tuvimos tanta suerte, vi que llevaban a varios heridos, y lamente el deceso de 3 de mis hombres. Ahora sí mi buen amigo, el doctor Tobias y su joven ayudante tendran trabajo -suspire para mis adentros-.
A mi lado escuché un:" ¡Malditos franceses!", cuando giré mi cabeza, mi compañero, el primer oficial, se estaba leventando del piso, con un feo rasguño a un costado de la frente. Le tendi la mano y vi que un hilo de sangre caia en mi mano. Una astilla de madera estaba clavada en mi antebrazo. Un dolor punzante me latia en el brazo. Vaya a la enfemeria numero uno, -le ordené, y póngase una venda en la cabeza. Señor, me contestó el joven, su brazo...... No es nada numero uno, solo otro rasguño. Hace falta mucho más que un trozo de astilla para que salga de mi puesto en una batalla. Dije quitándome la espina de madera que tenia en el antebrazo.
Yo tenía cosas mucho más importantes en qué pensar ahora, que en una herida leve. El Orient estaba a 100 metros, y acercándose.
Todo el mundo a cubierto!!-ordené. Prepárense para la verdadera batalla, -dije en voz muy alta para mis artilleros -.
Caballeros hace un par de días vimos esa señal de que habìa ballenas cerca: ahí tienen una, y de las grandes -dije señalando al Orient que se acercaba- cácenla. ¡¡¡CACEN A LA BALLENA!!!



« Última modificación: Enero 30, 2008, 01:39:31 am por Huracan Smith »
".... demasiado facil tirar palos "

ID:116
"Si un dia para mi mal,
viene a buscarme la parca,
empujad al mar mi barca
con un levante otoñal,
y dejad que el temporal
desguace sus alas blancas... "



Huracan Smith

  • Flota francesa
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 1.570
  • Karma: 21
    • Ver Perfil
Re: Batalla Mediterraneo: bitacora del Capitan Huracan Smith, HMS Defence.
« Respuesta #20 en: Enero 31, 2008, 01:58:42 am »
Mis hombre abrieron fuego inmediatamente, pero la precision no estuvo atinada esata vez, la proa del enemigo era mas grande y dura de lo que parecia....sin embargo algo de daño les hicimos. Saltaron algunos pedazos de su proa, pero sus hombres estaban a cubierto, previniendo su capitan (nada menos el el mismisimo almirante Pavia) mi maniobra, que era obvia. En unos pocos momentos estuvimos ante el costado de tres puentes del enemigo, y a 100 metros se lo veia imponente. Mi barco, aunque aguerrido se veìa pequeño al lado de la "ballena". Pude ver por unos instantes a algunos de mis marinos tragar saliva. Por unos instantes, miraron al enemigo con respeto. Cesaron por un fugaz momento de cargar los cañones, y miraron al tres puentes. Sin embargo se podian ver las señales del castigo recibido por nuestros compañeros de la vanguardia. Detalle que hice notar inmediatamente: Señores, -les grite. Tengo una voz bastante potente- vean el daño que le causaron al tres puentes que tienen delante, espero que vosotros no seais menos que nuestros compañeros que nos han precedido a la hora del coraje!
Algunos me miraron, sorprendidos y cargaron rapidamente sus piezas. Como respondiendo a mis palabras, mi barco que por unos pocos segundos miro al enemigo que tenia delante se puso de pronto en gran movimiento. Todas las estaciones de batalla estaban listas.
Atención mis valientes: todo el mundo a cubierto, listos los artilleros, bala redonda y fuego a discrecion!! ¡¡Que los franceses paguen el peaje que les corresponde!!
Contramaestre: a media vela. Timonel timón en avante, y trábelo si es necesario!
Número uno: al puente de proa!- le dije entonces cuando se dirigìa al puente de proa, tomandole el brazo: numero uno: no es bueno que estemos ambos en el mismo puente. A la orden señor, me contestò. Su mirada era neutra, escondia lo que sentía y se dirigiò rápidamente al otro extremo de mi nave. Un sudor frio recorrió mi frente. Levanté mi brazo sano y di la orden de abrir fuego......
".... demasiado facil tirar palos "

ID:116
"Si un dia para mi mal,
viene a buscarme la parca,
empujad al mar mi barca
con un levante otoñal,
y dejad que el temporal
desguace sus alas blancas... "



Huracan Smith

  • Flota francesa
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 1.570
  • Karma: 21
    • Ver Perfil
Re: Batalla Mediterraneo: bitacora del Capitan Huracan Smith, HMS Defence.
« Respuesta #21 en: Enero 31, 2008, 08:40:54 pm »
Contramaestre!, dije mientras me levantaba de debajo de un trozo de arboladura.-Informe de daños....¡Maldita sea! Ese maldito ballenato nos ha dejado la arboladura echa un desastre. Muy bien!¡Artilleros!: ¡carguen bala redonda! Todavía debemos entregar nuestros recados. Muévanse!
Todo en mi buque era un desastre. Mi tripulacion....diec isiete muertos!! Tambien nos dispararon los cañones del Peuple Soverain, y yo debo tener por lo menos dos costillas fracturadas. Contramaestre, ladré, haga venir al primer oficial por favor. El casitllo de proa estaba intacto, pero mi puente....estaba casi en ruinas. Fue una decision acertada enviar al numero uno al castillo de proa, asi, si me herian a mi, el otro estaba en condiciones de seguir al mando. O viceversa.-
¡Lo han echo bien, artilleros! Les ha dolido tambien a ellos. Vamos, no se acobarde que los franceses nos observan, les espeté a mis artilleros, un fuego de ira brillaba en los ojos de muchos de ellos, en sus caras ennegrecidas por la pólvora. Muchos de mis marineros, que estaban desplegando algo de trapo, cayeron y quedaron ademas muchos otros heridos. Los veo un poco acojonados, les ha dolido en el cuerpo y en su espiritu de batalla. Pero siguen cumpliendo su deber. Son marinos ingleses desp de todo.
Muy bien, el carpintero al puente a ver que puede hacer!, y ustedes, -les dije a unos infantes de marina que estaban de pie cerca del palo mayor-: ayuden a llevar esos heridos a la enfermería... Nuestra nave (gracias a Dios) salió de la linea de tiro del monstruo de tres puentes, pero la nave insignia se llevo tambien lo suyo: Nuestro propio almirante, desde el Vanguard tambien hizo fuego al Orient, causandole severos daños. Pude escuchar su andanada cuando silbó en el aire al pasar cerca de mi nave.
Mi pirimer oficial llegó rapido al puente de mando, junto al timon. El dolor en mi costado me cortaba la respiraciòn, disculpe numero uno, que lo haya obligado a ir el castillo de proa, pero si nos barrian esta posicion, ambos podriamos estar muertos. Separados, frente a tantos cañones, por lo menos uno estaria listo para continuar con el mando de la nave.-Él hizo un gesto de asentimiento mirando el desorden de mi puente.
Lo dejare un momento al mando mientras voy a la enfermeria y luego recorrere la nave, quiero ver  con mis propios ojos a mis hombres. Esta andanada es tuya numero uno. Estare entre los artilleros al salir de la enfermeria- a la orden mi capitan, - me contestò, pude ver en sus ojos que su expresión había cambiado, creo que lo ofenbdi al principio un poco al sacarlo del puente de mando y enviarlo a un lugar mas seguro. Pero vi tambien que ahora había comprendido las razones de mi orden. Me gusta el muchacho, es batallador, aunque todavía le falta dominar un poco más sus emociones. Aún así mi barco esta en buenas manos a su mando. Lo dejaré que haga él mismo este disparo, y yo ire con el médico a vendarme y luego estaré junto a mis artilleros, tratare de infundirles animo, les ha dolido en el amor propio el castigo que nos dieron.
« Última modificación: Enero 31, 2008, 10:16:04 pm por Huracan Smith »
".... demasiado facil tirar palos "

ID:116
"Si un dia para mi mal,
viene a buscarme la parca,
empujad al mar mi barca
con un levante otoñal,
y dejad que el temporal
desguace sus alas blancas... "



Huracan Smith

  • Flota francesa
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 1.570
  • Karma: 21
    • Ver Perfil
Re: Batalla Mediterraneo: bitacora del Capitan Huracan Smith, HMS Defence.
« Respuesta #22 en: Febrero 01, 2008, 11:26:44 pm »
Cuando entre en la enfermería, el buen doctor Tobias Granger, estaba tan atareado que me dió lastima pedirle que me vendara, y decidi marcharme al puente con los artilleros, pero el exelente medico me vio y me alcanzo antes de que pudiera escaparme: capitán dejeme ver ese brazo, me dijo, no es el brazo Tobías le dije, creo que tengo un par de costillas fracturadas, y me dificultan el movimiento. Podrias ponerme un vendaje? Claro por favor, me dijo, sientate por aqui y no te muevas.
Me reviso y me encontro 2 costillas fracturadas, y una linda contusion en el costado. Pero me vendó rapidamente. Me ofreció láudano pero no lo acepté, el laudano es bueno para el dolor pero te enturbia la mente... Le di las gracias, la enfermeria estaba atestada de gente, y deje a mi amigo el buen doctor hacer su trabajo. Cuando llegue al puente de mis artilleros, los vi recargando y algunos estaban apuntando ya al Tonnant, que se acercaba al duelo, lo observe con mi catalejo y vi que tenia su costado maltrecho, obra de mis compañeros de la vanguardia. Encendi uno de mis puros y me quite la casaca, con la camisa me sentia mas comodo y recorri la fila de cañones. Mis hombres, al estar yo por ahí se sintieron un poco incómodos, logicamente. Pero vi a un par de muchachos de pelo llamativamente rojo: los hermanos Mc Millan: dos enormes y fuertes escoceses. Me cayeron simpaticos al instante. Caballeros les dije a todos, descansen por favor y sigan con lo vuestro, quisiera tener el honor de poder hacer fuego con una de las piezas con ustedes. Algunos se sorprendieron, pero a todos les cayó bien el gesto, casi no hay capitanes que se acerquen a los artilleros en la batalla y menos que quieran hacer fuego con una de las piezas de artilleria. Uno de los artilleros se hizo a un lado ante un casi imperceptible gesto del sargento de artilleria a cargo, un irlandés llamado O¨Connor, que se acerco al instante.
Mientras caminabamos hacia una pieza en el centro de la fila de cañones, lo felicite por el valor de sus hombres, y me ubique a su lado para hacer fuego. Se me ocurrió entonces apuntar a una zona del buque enemigo particularmente dañada. Claro yo tenia el catalejo asi que podia ver mejor a donde dispararia. Entonces les sugeri que apunten hacia ese lugar: el centro maltrecho de la nave enemiga......tal vez tengamos suerte le dije al sargento.
Cuando el numero uno dio la orden hicimos fuego, yo use mi cigarro para encender la mecha, como hacian varios de los demas muchachos con sus caras negras de pólvora. Y partieron nuestras balas hacia el buque enemigo. Pero ante la sorpresa total de todos nosotros pudimos ver un fogonazo en el centro de la nave francesa: la santabárbara. Hurra!!!! dijeron casi todos al instante, los dos hermanos McMillan gritaron tanto que me contagiaron la alegría: les dimos a la santabarbara!! Mis hombres no salian de su asombro. Y por ese momento fui un artillero más. Mientras mis chicos celebraban, recupere la compostura, y mire al sargento que me estaba mirando de un modo especial: Gracias capitan, no olvidaremos este gesto suyo. Al contrario sargento, le conteste: me enaltece poder combatir con gente con el valor de vosotros. Y le regale uno de mis cigarros (son de La Habana, de contrabando, claro).
Me dirigi a mi puente y mi primer oficial me esperaba con su porte elegante al costado del timon. Exelente andanada le dije a mi oficial.
Exelente punteria - me contestó con un brillo picaro en el rostro. Le pase uno de mis habanos y lo fumamos en silencio viendo como el Tonnant terminaba de hundirse, y caían los últimos trozos de su maderamen al mar. Unos momentos desp, el medico me envio una botella de Bourbon que guardaba, con una nota: "felicidades capitan, aqui le mando mi botella para momentos especiales, para el dolor claro...".Contramaestre: dije en alta voz-. capitan me contesto el contramaestre: cuando tengamos un poco de tiempo quiero que toda la tripulacion reciba una racion de ron, se lo merecen. El contramaestre sonrió, a la orden capitan! me dijo.
Un Hurra por nuestra suerte!! partio desde dos cabezas pelirrojas que sobresalian en el puente de artilleros,¡¡HURRA!!, atronó en el barco entero. Levante mi copa en saludo a mi tripulacion, y mi primer oficial me dijo: parece que la suerte no nos abandona capitan.....entonce s lo mire y brinde: por nuestra suerte numero uno, por nuestra suerte -me contesto.
".... demasiado facil tirar palos "

ID:116
"Si un dia para mi mal,
viene a buscarme la parca,
empujad al mar mi barca
con un levante otoñal,
y dejad que el temporal
desguace sus alas blancas... "



Munrox

  • Administrator
  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 14.233
  • Karma: 326
    • Ver Perfil
    • Velmad
Re: Batalla Mediterraneo: bitacora del Capitan Huracan Smith, HMS Defence.
« Respuesta #23 en: Febrero 01, 2008, 11:35:01 pm »
Jaja, la verdad es que ha venido que ni pintado que ya habías decidido bajar a la enfermería y visitar a los artilleros. ¡Qué bueno!  :D

Huracan Smith

  • Flota francesa
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 1.570
  • Karma: 21
    • Ver Perfil
Re: Batalla Mediterraneo: bitacora del Capitan Huracan Smith, HMS Defence.
« Respuesta #24 en: Febrero 09, 2008, 03:00:42 am »
La batalla continuo durante el resto de la tarde, abundando los actos de heroísmo de parte de ambas flotas, pudimos ver como se hundia el Aquilón, mientras su tripulacion se trataba de salvar a nado o en los botes....El Leander, que se dirigia a ayudar a toda vela hacia el centro que estaba siendo castigado severamente, recibio tambien su castigo de las naves que se ponian a tiro, desp de todo los franceses se habia logrado organizar en una linea, pero segun mi entender tarde. Toda nuestra retaguardia y la segunda parte de nuestra linea media, estaban ahora confrontados con el temido Orient, por un lado y el resto de las naves francesas por el otro lado.El Orient que si bien fue severamente castigado, todavia continuo con gran arrojo dando una lucha despiadada, cobrando con creces los intentos de abordajes de nuestros valientes compañeros.En un intento desesperado, trato de cortar nuestra linea central (lograndolo a medias)y de abordar a los nuestros, que supieron salir del paso abordandolo a su vez.
Sin embargo, cuando cayo la noche, nuestra la vanguardia y la primera mitad del centro, comenzamos un virage coordinado, hacia el sudoeste primero y luego hacia el noroeste, para volver hacia el resto de la flota francesa en una maniobtra envolvente, con la ventaja del viento a favor.
De los navios franceses que estaban cerca nuestro, solo quedo en pie el Heureux y el Espartiate, que tomaron viento a favor y furon en ayuda del Orient, que estaba severamente acosado por nuestros bravos chicos del Mayestic y sus compañeros. Podia ver las luces del asedio al buque insignia cuando comenzo la noche. Nosotros recibimos ordenes de movernos hacia la retaguardia enemiga para rodearlos y atacarlos desde atras. Pero nuestro medio y nuestra propia retaguardia, estaban soportando todo el peso del intento de recuperacion de las posiciones de parte de los franceses. Nuestra linea media y retaguardia debian aguantar el fuego cruzado y los intentos de abordajes del enemigo para darnos tiempo a llegar a nuestras posiciones para continuar nuestro ataque.
Entonces cuando ya habia caido la noche, recibimos la noticia: el Orient habìa caido, abordado una y otra vez, debio arriar su bandera. Habiendo peleado asta el agotamiento la tripùlacion (valiente tripulacion sin duda) del buque insignia se rindio. No tenia caso seguir una lucha sin esperanza, asi lo entendio su capitan (nada menos que el almirante Phillip Anri de Pavia).
Lo mismo le ha sucedido al Peaple Soverain, que debio soportar un intenso castigo de la metralla, y luego de una infernal lucha, con grandes perdidas de ambos bandos tambien rindio sus armas.
Estos abordajes se sucedieron durante la noche del 23 de enero, el mar estaba iluminado por las explosiones y la metralla, asi como por el fuego en las naves. Cada tanto se escuchaba el disparo de alguna bateria.
Di ordenes a la tripulacion de un descanso merecido, en cuanto nos encontremos con las primeras luces del alba, la batalla continuara. Mi nave esta bastante maltrecha, pero plenamente operativa. Mi tripulacion agotada, pero con resto, son gente curtida por el fuego de las batallas. Pero el descanso les vendra bien.
Nuestro propio almirante me ha echo un saludo desde el Vanguard cuando me rebaso, le respondi con una inclinacion y una sonrisa. (Nuestras naves pasaron muy cerca), para ubicarse en su lugar en la cabeza de nuestra "carga" contra el enemigo.
Ahora descansare un poco, me toca relevar a mi primer oficial a las 3 de la mañana. Antes de venir a mi bitacora, recorri todos los puestos de combate, y en la enfermeria vi a nuestro bravo grumete trabajando. Le tuve que ordenar que baya a la cama. El chico se tomo su trabajo muy en serio. Mi valiente medico, esta casi agotado. tuvimos una gran cantoidad de heridos y unos 43 muertos si no fallece ninguno mas esta noche.
La tripulacion esta confiada y a mi me vendran bien un par de horas de descanso.
".... demasiado facil tirar palos "

ID:116
"Si un dia para mi mal,
viene a buscarme la parca,
empujad al mar mi barca
con un levante otoñal,
y dejad que el temporal
desguace sus alas blancas... "



Huracan Smith

  • Flota francesa
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 1.570
  • Karma: 21
    • Ver Perfil
Re: Batalla Mediterraneo: bitacora del Capitan Huracan Smith, HMS Defence.
« Respuesta #25 en: Febrero 13, 2008, 07:55:31 pm »
24 de enero:
Me levante a tiempo para relevar a mi primer oficial, se merecia un buen descanso.
Realmente he tenido suerte con esta tripulacion.
En el silencio de la noche (se hizo un silencio increible luego de los ultimos cañonazos), el fuego de algunos maderos luego de las ultimas refriegas se habia apagado y la noche lucìa ahora estrellada. No habìa luna pero el cielo parecia una fiesta de luces. Las noches del Mediterràneo tienen esa particularidad.Podi a alcanzar a ver algun que otro navìo en la distancia a pesar de que no estaba la luna. Tal era la claridad que las estrellas por si solas transmitian.
Recorri mi nave. Estaba bastante maltrecha, pero era de esperarse. Pude ver a mi amigo el medico, dormitando en una silla al lado de una cama: uno de los dos mellizos estaba agonizando. el otro, su hermano mas vivaz.....muerto.  Se ven historias tristes en las naves de Su Majestad. Pero tambien se ve mucho heroísmo y actos de grandeza de parte de hombres comunes.
Estos muchachos cayeron cuando fueron los dos primeros en animarse a subir a las velas para desplegar trapo. Cuando di la orden de poner el aparejo a Media Vela y retirar el lio de restos destrozados por la andanada de los franceses, todos los marineros dudaron, cuando estaba a punto de dar ordenes otra vez pero mas drasticamente, ellos dos subieron sin dudar, poniendo el ejemplo y contagiendo de valor al resto. Fueron los dos primeros en caer, pero fue suficiente, el resto de los marineros cobraron valor y terminaron su trabajo. A veces me arrepiento de dar ciertas ordenes, pero se que aun asi eran las correctas. Los hombres somos juguetes del destino en todas partes....
Cuando comenzò el crepusculo, aproveche la tregua informal, que de echo se habia dado por unas horas, y le hice los honores funebres a los muetos en esta parte de la batalla. No me gusta esta parte de mi deber, como tampoco otras muchas cosas. pero un subdito de la corona britanica siempre cumple con su deber. Mis muertos necesitaban cristiana sepultura, y yo no iba a negarselo. El oficio fue breve, pero sentido. Esta tripulacion esta realmente unida, lo han demostrado desde que llegue a esta nave.
Luego de que termine con el triste funeral, me dirigi a la tripulacion: mi discurso no fue esta vez una arenga. Pero pude ver en la mirada de mis bravos muchachos, que yo ahora si era EL CAPITAN. Ahora si era uno mas de los tripulantes del Defence en sus corazones.
Las acciones comenzaron casi con el mismo acuerdo tacito con el que habian sido suspendidas durante la noche. Con el catalejo pude observar ........(continuara)

".... demasiado facil tirar palos "

ID:116
"Si un dia para mi mal,
viene a buscarme la parca,
empujad al mar mi barca
con un levante otoñal,
y dejad que el temporal
desguace sus alas blancas... "



Huracan Smith

  • Flota francesa
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 1.570
  • Karma: 21
    • Ver Perfil
Re: Batalla Mediterraneo: bitacora del Capitan Huracan Smith, HMS Defence.
« Respuesta #26 en: Febrero 14, 2008, 03:02:59 am »
Los alrededores, los franceses esta huyendo hacia el NE aproximadamente. Y no es para menos: perdieron 4 naves bajo el mar ( siendo la primera de ellas el Tonant, por la gracia de mis artilleros, y mi suerte, en la que estoy empezando a creer) a saber: el Tonant, el Heureux, el Mercure, y el Aquilon; hundidas bajo el fuego de los cañones de nuestra flota. Tres capturados mediante trabajosos abordajes: el Orient (nave insignia), el Peaple Soveraine, y el Guillermo Tell.
Sin embargo los franceses, mediante dos exelentes maniobras, dieron dos golpes de mano a nuestras naves Swifsure, y Alexander.
En esta ultima jornada, no les quedan mas que algunas naves, rehuyendo el combate franco, las que aun pueden hacerlo, como es de esperar ante la ventaja numerica a nuestro favor.
Analizamos brevemente estas cuestiones en cuanto termino el rapido funeral que hicimos al amanecer. Nuestra posicion en la batalla, ha variado, ya que nuestro plan original (el de mi nave) era dirigirnos rapidamente hacia el NE a apoyar al Mayestic, que estaba en desventaja numerica. pero debimos virar hacia el NO debido a que nos cerraron el paso las naves  Guerrier, y Alexander, ahora bajo el dominio de la armada francesa. Decidimos modificar nuestro rumbo en la forma mencionada, y se me ocurrio intentar alcanzar al Alexander. Vieron nuestras intenciones y viraron hacia el Norte, donde se encuentran hostigadas por el bravo Theseus, las naves Espartiate y Timoleon, a las que intenta cerrarles el paso. No tienen escapatoria.
Hemos intercambiado algunos añonazos con el Conquerant a larga distancia sin grandes novedades, salvo alguna baja en el bando frances. Ahora respiro un poco mas tranquilo, la sangria de mi tripulacio ha cesado, y la moral se mantiene. MI valeroso medico se ha presentado a mi puente, con una pequeña copa de Bourbon y un par de tazas de cafe, lo noto demacrado. No ha dormido, es un gran hombre.
Le hemos abierto fuego con nuestras baterias de estribor de proa, al Franklin aprovechando un hueco que lo deja al descubierto por unos momentos. Se que mis artilleros daran en el blanco, aunque esta a 500 metros de distancia.
He tenido una conversacion con el teniente al mando de la infanteria de marina: estan un poco chasqueados porque no hemos echo ningun abordaje. Es logico, son hombres de accion y se sienten menos que nuestros marineros y artilleros, sin haber entrado todavia en batalla plenamente. Pero han demostrado su valia ayudando donde podian cuando fue necesario.
".... demasiado facil tirar palos "

ID:116
"Si un dia para mi mal,
viene a buscarme la parca,
empujad al mar mi barca
con un levante otoñal,
y dejad que el temporal
desguace sus alas blancas... "



Peon9

  • ASG
  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 5.239
  • Karma: 108
  • ID. 53
    • Ver Perfil
Re: Batalla Mediterraneo: bitacora del Capitan Huracan Smith, HMS Defence.
« Respuesta #27 en: Febrero 14, 2008, 10:02:03 am »
Un pequeño presente para el capitán Huracán    del HMS Defence ;), por parte de su Almirante, en reconocimiento a la labor de su buque y sus hombres... (de hecho, de momento es el navío inglés con mayor puntuación)  8)

Para que lo cuelgue en su camarote:



Defence by Derek Gardner.

HMS Defence seen leaving the fleet anchorage in Torbay, Devon in 1794 when she was serving in the Channel Fleet.

Un saludo

TV REGERE IMPERIO FLUCTUS, HISPANIA MEMENTO

Huracan Smith

  • Flota francesa
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 1.570
  • Karma: 21
    • Ver Perfil
Re: Batalla Mediterraneo: bitacora del Capitan Huracan Smith, HMS Defence.
« Respuesta #28 en: Febrero 14, 2008, 10:11:35 am »
Muy agradecido señor almirante, guardare este retrato como un tesoro.
Creo que quedara bien detras de mi pequeño escritorio, asi podre contemplarlo cuando ingrese en mi camarote.
".... demasiado facil tirar palos "

ID:116
"Si un dia para mi mal,
viene a buscarme la parca,
empujad al mar mi barca
con un levante otoñal,
y dejad que el temporal
desguace sus alas blancas... "



Huracan Smith

  • Flota francesa
  • Hero Member
  • *
  • Mensajes: 1.570
  • Karma: 21
    • Ver Perfil
Re: Batalla Mediterraneo: bitacora del Capitan Huracan Smith, HMS Defence.
« Respuesta #29 en: Febrero 20, 2008, 07:23:08 am »
Mientras evolucionaba mi nave en persecusion del Alexander, para liberar a su tripulacion, y a la nave claro, ahora en manos francesas, entre medio del tumulto de la batalla; pude observar con gran sorpresa como se acercaba, tambien en persecusion del Alexander, el HMS Minotaur. Su arriesgada carrera me daba mala espina, aunque yo esperaba que hiciera un virage a babor, para evitar la colision con mi nave, peligrosamente cerca, miré con creciente inquietud como se perfilaba en una maniobra de ataque contra un navio frances. Pero en esa maniobra, había un serio peligro de, por lo menos un "toque" entre ambos. Con un escalofrio le pedi a mi timonel que virara: todo a estribor señor Johnson, le dije, el piloto, hombre de gran esperiencia, estaba listo para la maniobra aun antes de que le diera la orden. Mi Defence viro entonces a estribor. Varios marineros se detuvieron mirando a la nave que se acercaba, y adelantandose a lo inminente, corrieron alejandose de la borda, y bajando rapidamente de los palos.
Impotente vi como, a ultimo momento la otra nave arrio velas, pero era tarde, en su arriesgada maniobra, la nave pivoteo, quedando en exelente posicion para hacer su disparo sobre su presa. Pero eso significo, que mi nave y el Minotaur quedaran enredadas, su velamen y el mio en una maraña, que fue preciso arreglar rapidamente, en vista de que se acercaba una de las naves, clase 80: el Franklin, casi intacta para ese momento.
Mi tripulacion, fatigada ya, ahora tuvo que luchar para arreglar el desaguisado de ambos velamenes para poder poner en marcha la nave otra vez. El Alexander se alejaba, como una burla del destino a nuestros esfuerzos por liberar a su tripulacion.
El destino, numero uno, parece que se niega a que podamos abordar y capturar una nave- le dije a mi valeroso primer oficial. Su mirada echaba chispas por el "accidente", fruto de una exagerada confianza del capitan del Minotaur. Mi tripulacion trabajaba maldiciendo por lo bajo, yo mientras me puse a mirar con mi catalejo para ver en que situacion quedabamos ante las naves enemigas.
Teniente, grite al jefe de la intanteria de marina: prepare a su gente, porque va a tener su parte en esta batalla; le dije.
El Franklin, al ver mi nave en la situacion en la que estabamos, se dirigia hacia nosotros ahora. El Minotaur prosiguio su camino, pero el Defence, con su velamen muy averiado, tuvo que tomarse un tiempo, ahora precioso para reparar el trapo y normalizar la situacion para ponernos en marcha otra vez.
¡Artilleros!, grité, pálido de furor:¡Preparense, porque ahora no es por nuestro honor que pelearemos, sino por nuestras vidas!-les dije, desenvainando mi espada. Mis hombres, se pusieron a la tarea, pero se notaba que el agotamiento comenzaba a hacer estragos en su animo. Un hondo sentimiento se apodero de mi espiritu, y el dolor de mis costillas fracturadas me provoco un sudo frio. Me sujete al baupres, palido de dolor y de ira, viendo como nuestra situacion, en unos pocos instantes, pasaba de confiado cazador a sorpredida presa.
Corregi la situasion de mi nave lo mejor que pude, mi peor costado, abrio fuego, pero no todos los cañones estaban cargados, y el daño efectuado no fue el que hubiera sido con la tripulacion algo mas descansada: tardaron mis artilleros esta vezz, debido al cansancio, en cargar todos los cañones, asi que mi pder de fuego mermo visiblemente. Pero el Franklin tenia su tripùlacion en mejores condiciones, con menos gente herida y tal vez menos muertos, estaba seguro de eso porque su casco apenas tenia algunos rasguños, mientras mi valiente Defence.....hacia ahora lo que podia para salir del paso.¡Maldita sea! dijo mi primer oficial, sin darse cuenta de mi palidez y repentina debilidad, causada por el dolor intenso que ahora tenia en mi costado.Tienes razon numero uno: ¡Maldita sea! dije, en voz algo mas baja, pero pensando en el dolor terrible que me estaba aquejando. MI oficial me miro alarmado ahora notando mi repentino cambio en la voz. Capitan... me dijo alarmado. No es nada compañero le conteste, se me pasara en un momento. Acabado de decir esto, el rugido frances del 80, nos alcanzò como una maldicion, como una calamidad, nos hirio en lo mas profundo de nuestro amor propio, barriendo nuestra cubierta con una metralla de sus exelentes (exelentes para nuestra desgracia) cañones, que nos provocaron una gran cantidad de heridos y muertos. Artilleros, grité con el maldito dolor que me zaheria las costillas, preparense, devolvamosles el regalo.Aquellos que no estaban heridos, corrieron a sus puestos a recargar, pero se notaban varios cañones sin sus servidores. Los heridos se dedicaron a ayudar a los heridos mas graves a llegar a la enfermeria que quedo atestada rapìdamente. Vamos infanteria, le dije a el teniente: quiero tres escuadrones para repeler el abordaje; fusileros y luego ballonetas. Contramaestre grité, pero mi voz ya no era la misma, no podia disimular mi dolor creciente en mi costado. Que los marineros tomen espadas, dije al numero uno. Repitio mi orden con voz estentorea, que retumbo como un latigazo. Todo esto paso en breves instantes, mientras el Franklin se acercaba,  sus cañones asomaron otra vez de sus troneras, mis disminuidos artilleros, asomaron tambien sus cañones por la banda de estribor. Los mire desde el puente con grandisimo respeto: Caballeros!, dije levantando mi espada: es un verdadero honor pelear con ustedes, de veras me siento orgulloso por estar en esta nave con vosotros.
El sargento de artilleros, que estaba listo a transmitir mi orden en cuanto baje mi espada; el sargento, me miro con una leve sonrisa: listos muchachos -gritó- nuestro capitán nos mira: den lo mejor de ustedes!!!
Entonces mi espada, bajó como una sentencia del destino.
Que Dios nos ayude dije para mis adentros, pensando en mi hijo, y en todos estos valientes que me rodeaban: ¡Fuego!!
« Última modificación: Febrero 20, 2008, 09:21:05 am por Huracan Smith »
".... demasiado facil tirar palos "

ID:116
"Si un dia para mi mal,
viene a buscarme la parca,
empujad al mar mi barca
con un levante otoñal,
y dejad que el temporal
desguace sus alas blancas... "